• Abel T.

Una veintena de municipios valencianos protestan por los megaparques solares

Concentraciones en Elda, Petrer y Monòver reclaman modificar el decreto que regula la instalación de las fotovoltaicas para salvaguardar el medio.


El campo protesta por los proyectos de megaparques solares. Este domingo se han coordinado una veintena de municipios en la Comunidad Valenciana para representar su rechazo al decreto que regula estas instalaciones, entre ellos Elda, Petrer y Monóvar. El presidente Ximo Puig responde que estas "hay que ponerlas" porque son "garantía de desarrollo económico".

La plataforma que agrupa a estos diferentes colectivos locales ha organizado este evento en todo el territorio, con especial presencia en Castellón. En él critican el texto de una norma que "no es eficiente, no es justo, no es equitativo y no salvaguarda adecuadamente ni el medioambiente, ni la agricultura, ni el paisaje", según recoge Efe de la Coordinadora Valenciana por la ubicación racional de las energías renovables.

Estos colectivos piden al Gobierno valenciano que se siente a hablar con las entidades sociales y modifique el decreto. El presidente de la Generalitat ha respondido que "la Comunitat Valenciana puede tener mucha más energía verde, producida por renovables, y nosotros somos partidarios de ella, siempre teniendo en cuenta que se tiene que instalar con unas determinadas condiciones".

La coordinadora asegura que "está a favor de la transición energética mediante el despliegue de las energías renovables". Pero también considera que se tiene que realizar de manera "planificada". Y para ello demanda "la participación de la sociedad y las entidades locales". De forma que no se haga "desde los intereses especulativos". Por eso pide que sea "justa, equitativa y sostenible".

La crítica

En el caso de construirse estos llamados megaparques, la plataforma augura más paro, más despoblación, pérdidas de rentas y degradación del territorio, con grave perjuicio de la biodiversidad y la sostenibilidad. En su opinión, "la mala regulación del Decreto favorece que la inmensa mayoría de proyectos presentados sean grandes instalaciones".

Esta línea, prosiguen, se hace a partir de "un modelo de concentración y de producción eléctrica que prioriza evacuar la energía obtenida a través de la red de transporte en vez de apoyar la distribución próxima". Este planteamiento, según han resaltado, propicia que estos parques solares "vayan a parar a los suelos baratos, precisamente los lugares donde más mal pueden hacer y dónde menos falta hacen, pues exigen la construcción de centenares de kilómetros de tendidos eléctricos".

Ximo Puig reconoce que es necesario "conciliar distintas puntos de vista". Eso sí, su voluntad es clara "hay que poner las instalaciones fotovoltaicas donde procedan, pero hay que ponerlas, porque es evidente que queremos que exista una energía limpia". Y con ello, lograr "que la Comunitat Valenciana sea soberana en términos energéticos".

"Si nosotros, que somos importadores netos habitualmente de energía, podemos ser autosuficientes, eso será garantía de un desarrollo económico y de un Estado de bienestar mucho más potente", concluye el presidente de la Generalitat.

Las protestas se han realizado de manera conjunta en Elda y Petrer además de Monóvar. En el resto de la Comunidad se han organizado en los municipios de Alcalà de Xivert-Alcossebre, Alzira, Ayora, Borriol, Buñol, Camporrobles, Carcaixent, Catadau, Chella, Chiva, la Vall d'Uixò, les Coves de Vinromà, Montesa-la Costa, Requena, Sant Joan de Moró, Siete Aguas, Utiel, Vilafamés y Villar.



3 visualizaciones0 comentarios