• Abel T.

Protesta por la llegada de 110.000 toneladas de residuos tóxicos al vertedero de Nerva

Se trata de material procedente del desmantelamiento de un astillero en Montenegro



El traslado a Nerva (Huelva) de 110.000 toneladas de residuos tóxicos procedentes de Montenegro ha provocado una concentración de protesta de algunas organizaciones ecologistas, a las que ha apoyado con su presencia el alcalde de la localidad, José Antonio Ayala (PSOE). La movilización tuvo lugar este lunes en el Puerto Sevilla, a donde estaba previsto que llegaran en el día de ayer los dos primeros cargamentos: uno de 5.000 toneladas y otro de 7.000.

Los participantes en la protesta han pedido el cierre del vertedero para evitar que Nerva se convierta en «el retrete tóxico de Europa».

En declaraciones a la agencia Efe, el portavoz de Ecologistas en Acción, Juan Romero, lamentó que Andalucía, «lejos de atraer inversiones y desarrollo limpio y alternativo», acoja lo que otros países no quieren en su territorio.

Romero defendió una gestión de los residuos de forma «autosuficiente», de manera que cada país resuelva sus problemas con los residuos que genera sin trasladarlos fuera de sus fronteras. En cambio, Nerva lleva 25 años recibiendo desechos tóxicos de países como Italia, Francia y Portugal, apuntó. Además, aseguró que «las instalaciones están colmatadas» y recordó que existe una barriada a 700 metros del complejo.

El portavoz de Ecologistas en Acción denuncian también que las administraciones pretenden alargar la vida útil del vertedero, pese a que lo que habría que hacer, a su juicio, es cerrarlo definitivamente.

Por su parte, fuentes de la empresa que gestiona el vertedero de Nerva, Ditecsa, recuerdan en esta entrevista que el traslado de este cargamento cuenta, como no podía ser de otra forma, con la autorización de las administraciones competentes. Ditecsa defiende que son una compañía solvente y reconocida internacionalmente en la gestión de los residuos, como demuestra su trayectoria de 25 años en Nerva.

Los residuos que llegarán hasta el vertedero de Huelva proceden del desmantelamiento de un astillero en Bijela (Montenegro).

3 visualizaciones0 comentarios