• Abel T.

Las 9 realidades actuales que demuestran el cambio climático



Desde que en 1859 el físico irlandés John Tyndall descubriera el mecanismo de absorción de los gases de efecto invernadero los investigadores han ido descubriendo más ‘secretos’ del fenómeno que hoy se conoce como cambio climático. Hay unanimidad casi total entre los científicos de que el calentamiento global es la principal amenaza para la vida en la Tierra, y de que la causa principal de la emergencia climática es la actividad humana. Ahora, la NASA acaba de revelar 9 realidades actuales que evidencian que el cambio climático ya está aquí y de que el aumento de las temperaturas es cada vez más acelerado.


El clima de la Tierra ha ido cambiando a través de la historia. En los últimos 650.000 años, se han registrado siete ciclos de avances y retrocesos glaciales, incluido el abrupto final de la última era de hielo, hace unos de 11.700 años, lo que marcó el comienzo de la era climática moderna y de la civilización humana. La mayoría de estos cambios climáticos se atribuyen a variaciones muy pequeñas en la órbita de la Tierra, que alteran la cantidad de energía solar que recibe nuestro planeta.

Pero en el clima cambiante que se está registrando ahora en el planeta hay algo diferente: los científicos están convencidos de que la mayor parte del calentamiento global es el resultado de la actividad humana desde mediados del siglo XX. Y avanza a un ritmo sin precedentes en las últimas décadas décadas.


Ya en 1938 el ingeniero británico Guy Callendar relacionó los aumentos de dióxido de carbono en la atmósfera terrestre con el calentamiento global. Tres años más tarde, el ingeniero, astrónomo, matemático y geofísico serbio Milutin Milankovic conectó las edades de hielo con las características orbitales de la Tierra. Y en 1956, el físico canadiense Gilbert Plass formuló la teoría del dióxido de carbono del cambio climático.

Precisamente la capacidad de los gases de efecto invernadero para afectar a la transferencia de la energía infrarroja a través de la atmósfera es la base científica de muchos instrumentos que ha puesto en vuelo la NASA. Y ya ningún científico duda de que el aumento de los niveles de los gases de efecto invernadero provoca como respuesta que la Tierra se calienta.


Las 9 evidencias

Todos los experimentos realizados hasta ahora en núcleos de hielo extraídos de Groenlandia, la Antártida y los glaciares de montañas han confirmado que el clima terrestre responde a cambios en los niveles de los gases de efecto invernadero. Pero también se han hallado las mismas evidencias en anillos de árboles, sedimentos oceánicos, arrecifes de coral y capas de rocas sedimentarias.

La conclusión de los expertos al comprobar todos esos datos es que el actual calentamiento ocurre aproximadamente diez veces más rápido que la tasa promedio que se registró tras las épocas glaciales. Y que después de la última Edad de Hielo, el dióxido de carbono generado por la actividad humana está aumentando a una velocidad más de 250 veces mayor que el proveniente de fuentes naturales.

Pero, por si quedara alguna duda, la NASA ha detallado las nueve evidencias que no dejan lugar a dudas de que el cambio climático ya ha llegado y requiere acciones urgentes y decididas.


1. Aumento de la temperatura global


La temperatura promedio de la superficie del planeta ha aumentado aproximadamente 1,18ºC desde finales del siglo XIX, un cambio impulsado en gran medida por el aumento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y otras actividades humanas. La mayor parte del calentamiento se produjo en los últimos cuarenta años, con los siete años más recientes siendo los más cálidos desde que hay registros (1880). Los años 2016 y 2020 están empatados como los dos años más cálidos registrados.


2. Calentamiento oceánico


Los océanos han absorbido gran parte del aumento de calor en el planeta; los 100 metros más superficiales del océano muestran un calentamiento de más de 0,33ºC desde 1969. La Tierra almacena el 90% de la energía sobrante en el océano.


3. Reducción de las capas de hielo


Las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida han visto disminuir sus masas. Datos del Experimento sobre Clima y Recuperación de la Gravedad de la NASA muestran que Groenlandia perdió un promedio de 279.000 millones de toneladas de hielo por año entre 1993 y 2019, mientras que la Antártida perdió aproximadamente 148.000 millones de toneladas de hielo por año durante ese mismo período de tiempo.


4. Reducción del hielo marino ártico


Tanto la extensión como el espesor del hielo marino del Ártico se han reducido rápidamente durante las últimas décadas. Desde 1979, los científicos han observado una disminución en la extensión del hielo marino ártico todos los meses del año. En el período 2010-2019, la extensión mínima de septiembre ha sido un 36,5% menor que en la década de 1980.

5. Retroceso glacial


Los glaciares se están retrayendo casi en todas partes del mundo, lo que incluye a los Alpes, el Himalaya, los Andes, las Rocosas, Alaska y África. El retroceso de los glaciares, constatado desde 1850, afecta la disponibilidad de agua fresca para riego y uso doméstico, la recreación de montaña, los animales y las plantas que dependen del deshielo glaciar y, a más largo plazo, al nivel de los océanos.


6. Reducción de la cubierta de nieve


Observaciones realizadas mediante satélites revelan que en primavera la cubierta de nieve del hemisferio norte ha disminuido durante las últimas cinco décadas y que la nieve se derrite antes cada año. Un ejemplo: la cubierta de nieve de los Andes chilenos retrocedió un 20% (más de 1.200 kilómetros cuadrados) en los últimos treinta años, según un estudio científico.


7. Aumento del nivel del mar


El nivel de los mares del mundo aumentó alrededor de 20 centímetros en el último siglo. Sin embargo, la tasa en las últimas dos décadas es casi el doble de la del último siglo y cada año se está acelerando ligeramente. Según un reciente informe del Copernicus Marine Service, el derretimiento del hielo terrestre está provocando que el nivel del mar aumente 3,1 milímetros al año. Las últimas proyecciones científicas revelan que el nivel del mar aumentará hasta 2100 entre 29 y 110 centímetros, con 53 centímetros como media más probable, lo que afectaría a miles de localidades costeras en todo el mundo.


8. Incremento de los eventos meteorológicos extremos


En 2021 se registraron récords de temperaturas máximas en diferentes zonas del mundo, incluido España, ya que se registraron 47,4ºC en Montoro (Córdoba), el 14 de agosto. Se superaba así en 0,1ºC el anterior récord histórico, registrado también el año pasado, el 13 de julio, en esa misma localidad. El anterior récord se había registrado en el aeropuerto cordobés, el 13 de julio de 2017, con 46,9ºC. Mientras tanto, los récords de bajas temperaturas no han dejado de disminuir desde 1950. Y los eventos de lluvia extrema se suceden también cada vez con más frecuencia en todos los continentes.


9. Océanos más ácidos


Desde los inicios de la Revolución Industrial, la acidez de las aguas superficiales de los océanos ha aumentado alrededor del 30%. Este aumento, según la NASA, es el resultado de que los seres humanos emiten más dióxido de carbono a la atmósfera y, por lo tanto, los océanos absorben más de este gas. La cantidad de CO2 que absorbe la capa superior de los océanos está aumentando en alrededor de 2.000 millones de toneladas por año. El océano ha absorbido entre el 20% y el 30% del total de las emisiones antropogénicas de CO2 en las últimas décadas (entre 7.200 y 10.800 millones de toneladas métricas por año).

4 visualizaciones0 comentarios