• Abel T.

El truco definitivo para echar gasolina y ahorrarte dinero: más combustible por el mismo precio

Echar combustible más despacio evitará que el precio de la factura se dispare tras llenar el depósito del vehículo.


Conductores


Echar combustible se ha convertido es uno de los momentos más temibles para los españoles, sus disparatados precios impiden en muchas ocasiones llenar el depósito al máximo. El alto coste está obligando a que la mayoría de conductores regulen su cantidad e incluso a prioricen la selección de gastos del hogar. Hasta el momento es algo irremediable, pero existen muchos consejos que pueden ayudarte a paliar con la situación. Una manera de disminuir ese precio final viene relacionada con el tiempo que cada persona le dedique a echar gasolina: cuanto más deprisa eches gasolina y con más fuerza aprietes el surtidor, menos cantidad entrará en tu vehículo y el precio final seguirá siendo el mismo.

Es un gesto muy sencillo y repetido que cometen los conductores sin darse cuenta y que dispara el precio de la factura. Es muy fácil, cuanto más despacio más barato será. Es decir, cuando se presiona más fuerte la pistola del surtidor menos tiempo se dedica a repostar el vehículo.

Cuando dicha presión es mayor, el líquido se evaporará en mayor cantidad y de manera más inmediata, pero el contador no dejará de sumar. La cantidad de gasolina que entre en el vehículo será menor de lo que el propietario se imagine.


Son muchas las gasolineras que cuentan con un sistema de aspiración de vapores y al echar tan rápido y con tanta presión, es posible que se pierda gran parte de combustible que se pagará de todos modos al final.

Por esa razón la única manera de evitar que esto ocurra será echando gasolina más despacio, evitando la evaporación de la misma y ahorrando unos eurillos del precio final.

Esto es consecuencia del acelerón de precios que tienen la gasolina y el diésel. Hoy, llenar el depósito es un 25% y un 30% más caro que el año pasado. Llenar un depósito medio de 55 litros de gasolina, cuesta una media de 84 euros frente a los 78 euros que se necesitan para llenar la misma cantidad con diésel.

1 visualización0 comentarios