• Abel T.

El "tren infinito" sin combustible que usa la gravedad como fuente de energía



La compañía minera australiana Fortescue y su subsidiaria Williams Engineering quieren crear el primer tren de la historia que no necesita combustible. Afirman que no usará diesel ni células de hidrógeno ni paneles solares ni nada que se le parezca. Sencillamente, aseguran, generará toda la electricidad que necesita usando la fuerza de la gravedad.


Fortescue lo llama el Infinity Train, o “tren infinito”, porque permitirá transportar materias primas desde sus minas en las montañas australianas hasta la costa, volver vacío hasta sus puntos de origen y repetir el proceso una y otra vez durante años sin gastar una gota de combustible.

Cómo funciona

La línea de ferrocarril privada propiedad de Fortescue tiene una longitud total de 620 kilómetros y opera desde el año 2008, ofreciendo también servicio a otras compañías mineras como Río Tinto.

Situada en la región de Pilbara, en el oeste australiano, la línea sirve para transportar hierro. Cada día hay una media de 14 trenes cubriendo la distancia entre sus distintos puntos de inicio y el puerto de Herb Elliott, en la ciudad de Port Hedland, en unas cinco horas.


Cada vagón de uno de los trenes de Fortescue lleva 42 toneladas de material en su camino de bajada al puerto. Ahora mismo, los trenes cuentan con una flota de 45 locomotoras diesel que serán reemplazadas por locomotoras 100% eléctricas alimentadas por baterías.


La idea de Williams Engineering es usar la fuerza de la gravedad para cargar las baterías, aprovechando la pendiente y el trazado de las vías. La carga se realizaría viajando de las minas al puerto. Después, una vez descargado el material en Herb Elliott, se usaría la energía eléctrica almacenada para llevar los trenes vacíos — y muchísimo más ligeros — de vuelta a sus puntos de origen para volver a cargarlos. Y así supuestamente en un ciclo infinito en el que no se usará ningún tipo de combustible. De ahí el nombre “Infinity Train”.

Por lo menos es lo que afirma Elizabeth Gaynes, la directora ejecutiva de Fortescue: “el Infinity Train tiene la capacidad de ser la locomotora eléctrica con batería más eficiente del mundo. La regeneración de la electricidad en las secciones cargadas cuesta abajo eliminará la necesidad de instalar infraestructura de generación y recarga de energía renovable, lo que la convierte en una solución de capital eficiente para eliminar el diesel y las emisiones de nuestras operaciones ferroviarias".

¿Cuál es el secreto del Infinity Train?

No hay detalles técnicos de cómo planean ejecutar el Infinity Loop, pero lo más probable es que sea un sistemas de frenado reenerativo muy optimizado combinado, como apunta Gaynes, con “la locomotora eléctrica con batería más eficiente del mundo”.

Los sistemas de regeneración de energía en la frenada no son nada nuevo, pero han seguido evolucionando desde que la idea comenzó a gestarse a finales del siglo XIX. Ahora son usados en todo tipo de vehículos, desde los coches de Fórmula 1 hasta bicicletas urbanas y, volviendo a los trenes, en el metro de Londres o en el metro de Delhi.


La tecnología en los trenes del suburbano londinense ahorran el 20% del uso energético mientras que India afirma haber reducido las emisiones del sistema de metro de Dehli en 90.000 toneladas de CO2 produciendo 112,500 megavatios hora entre 2004 y 2007.

En el caso de la línea de Fortescue, la ambición es mucho más grande. Básicamente, su tren infinito no producirá CO2 durante toda su vida operativa — otra cosa es en la fabricación, claro —, lo que ayudará a la compañía en su objetivo de alcanzar las cero emisiones netas para el año 2030.

4 visualizaciones0 comentarios